¿Cómo me afectará?

Tecnólogo

Artículo 11: Protección de publicaciones de prensa en lo relativo al uso digital

¿Eso qué significa?

A pesar de varios intentos fallidos en varios países europeos (por ejemplo en España y Alemania), la Comisión ha sugerido la introducción de nuevos derechos de autor en toda la UE para las publicaciones de prensa, en ocasiones llamados "derechos de autor auxiliares” o “derechos conexos”, lo que crearía un nuevo derecho de autor sobre los extractos de contenido en línea. Eso implicaría que cualquiera que comparta un enlace con un texto, como un titular de noticias o información del artículo, podría tener que pagar un canon al autor del contenido.

Y lo peor de todo, ¡estas restricciones durarían 20 años! ¿Cuál es el último contenido que hayas visto que tuviera 20 años de antigüedad?

¿Por qué estamos luchando?

El artículo 11 debería ser rechazado. Apoyamos la sostenibilidad a largo plazo del ecosistema de publicaciones en línea, por ser una parte crítica para el éxito de la Web en el futuro. Y entendemos que existen desafíos en este tema. Pero no hay evidencia de que esta medida funcione; Al contrario, con una política como ésa las evidencias apuntan a impactos negativos en todos los implicados - usuarios, pequeñas empresas, empresas emergentes e incluso los propios editores. Este sistema ha demostrado ser inaplicable, inútil y corre el riesgo de causar graves consecuencias en el intercambio de información y conocimientos en línea.

Para más información, puedes leer la hoja informativa de C4C (PDF en inglés).

Artículo 13: Uso de contenidos protegidos por parte de los proveedores de servicios de la sociedad de la información que almacenan y dan acceso a grandes cantidades de obras y otros contenidos cargados por sus usuarios.

¿Eso qué significa?

Esta propuesta echa por tierra la idea de unos derechos de autor equilibrados, ya que convertiría a todas las plataformas abiertas en culpables por las acciones de sus usuarios, impondría un tipo particular de modelo de negocio (por ejemplo licencias) y forzaría filtros obligatorios, sin ningún tipo protección a las excepciones de los derechos de autor o a los derechos de los usuarios.

Estas medidas requerirían en la práctica la supervisión y filtrado de todo contenido publicado por los ciudadanos europeos en servicios de compartición de contenido desde redes sociales (como Twitter y Facebook), plataformas de expresión creativa (como YouTube, DeviantArt, SoundCloud y Tumblr), hasta sitios web informativos (como Wikipedia e Internet Archives) o repositorios de software libre (como GitHub). Sería responsabilidad de estos servicios hacer cumplir los derechos de autor, siendo juez, jurado y verdugo — pequeñas y grandes compañías podrían ser consideradas responsables por el contenido al que sus usuarios acceden o el que comparten.

¿Por qué estamos luchando?

El artículo 13 debería ser rechazado. Impondría una inmensa e inútil carga sobre servicios que tienen inmensos beneficios económicos y sociales. Y en la práctica, dañaría gravemente la libertad de expresión de los usuarios de Internet, creadores e innovadores que usan estas plataformas en línea, ya que se incentivaría a los servicios en línea a eliminar o prescindir totalmente del contenido generado por los usuarios. La acumulación de elementos del artículo 13, si se adopta, socavaría en última instancia las oportunidades y el potencial innovador que ofrece Internet.

Para más información, puedes leer la hoja informativa de C4C (PDF en inglés).

Creador / innovador

Una nueva excepción para el contenido generado por el usuario (UGC).

¿Eso qué significa?

Pedimos a los eurodiputados que consideren la posibilidad de añadir una excepción en todos los países de la UE a los contenidos generados por los usuarios. Actualmente, las leyes relativas a la mezcla de contenidos están divididas en la Unión Europea — lo que está protegido por la parodia (sin perjuicio comercial) en un país podría ser ilegal en otro. Además, nuestros principios de código abierto se están viendo amenazados — una Internet abierta es más fuerte cuando la gente puede construir y mejorar las creaciones de los demás.

¿Por qué estamos luchando?

Creemos que la inclusión de una nueva excepción armonizada que permita a las personas físicas utilizar una obra existente en la creación de una nueva, contribuiría a hacer que la legislación sobre derechos de autor esté preparada para el futuro, y promovería la apertura y la creatividad en Europa.

Para más información, puedes leer el análisis de Communia sobre los contenidos generados por los usuarios (en inglés).

Científico / Bibliotecario

Artículo 3: Minería de texto y datos

¿Eso qué significa?

La minería de texto y datos (TDM) es el proceso de análisis de datos mediante máquinas para examinar grandes conjuntos de datos y aflorar patrones, tendencias y correlaciones. Como el aprendizaje automático.

El borrador de la directiva sobre derechos de autor propone añadir una excepción que permitiría la minería de texto y datos, pero solo para las instituciones de investigación, y solo para la investigación científica, y solo cuando esas instituciones de investigación tengan acceso legal para el propósito de la investigación científica.

¿Por qué estamos luchando?

Para ser efectiva, la excepción sobre minería de texto y datos (TDM) debe ser más amplia. La excepción propuesta es demasiado limitada para aprovechar los beneficios de TDM en términos de competitividad, innovación y conocimiento. Debería incluir a las muchas otras partes interesadas que utilizan las técnicas de minería para aprender, leer y educar - personas como investigadores independientes, grupos de presión, periodistas, bibliotecarios y empresas emerrgentes.

La minería de texto y datos está ampliamente permitida fuera de Europa, y ha ayudado a descubrir una amplia gama de nuevas aplicaciones e innovaciones, sin socavar las protecciones fundamentales de los derechos de autor.

Para más información, lee la explicación de LIBER (en Inglés).